Soy Raúl Alejandro, el mayor de 4 hermanos. Nací en el 83 en Coatzacoalcos, Ver., y estudié ingeniería en Mecatrónica en Monterrey. Me gradué al final del 2006 y actualmente vivo en Coatzacoalcos, Ver. Cuento con una serie de características como:

A) Nací siendo vegetariano, y lo fui al 100% hasta que en cierto punto en la universidad accedí a ingerir carnes ocasionalmente a cambio de la compañía de mis amigos para comer. Era difícil lidiar con la situación de que no me relacionaba con ni una sola persona vegetariana en mis 5 años en Monterrey. Conocí algunas, pero nunca se desarrolló una amistad. Esto de ser vegetariano llega a ser un reto en el contexto social. No tienen idea. De todos modos, al terminar mi carrera y regresar a Coatzacoalcos retomé mi habito, pero con un nuevo enfoque. Ahora nadie me puede argumentar sobre mi falta de “conocimiento” en cuanto a variedad y sabores. He aprendido realmente el significado de mi hábito alimenticio. Seguramente no era el mejor camino, pero fue el mío.

B) Soy zurdo. Hay que ser zurdo, o si eres diestro, recordar a  tus buenos amigos zurdos… Para percatarse de que esta situación te lleva a muchas otras. Algunas dificultades en un mundo pensado para diestros, bromas, conversaciones, amistades. Y a pesar de ser zurdo, mis hemisferios cerebrales funcionan en otro esquema. Tengo grandes habilidades lógicas, matemáticas, de discurso (pensamiento lineal), etc., y una sensibilidad extraña respecto a mi pensamiento holístico (mi hemisferio teóricamente predominante). Este conjunto de habilidades me ha ayudado a navegar muy fluidamente por la vida, y he explotado mi pensamiento lineal contra el divergente para encontrar respuestas a preguntas que muchos no se han hecho a mi edad.

C) Fui educado por escuelas fuera de lo común. Y no me refiero a estudios académicos. Sino a las ideas que me formaron como persona desde el inicio. Mis primeros grandes maestros fueron mis padres. Siempre en búsqueda de nueva información, de crecimiento personal, siempre considerando todo lo aprendido, siempre integrando… y siempre compartiéndome esas capsulas informativas, sus discursos, sus hábitos… y a veces lo hacían mientras dormía! (ya les contaré). Definitivamente son personas que admiro. Tienen un acervo cultural y esotérico impresionante, además de ser disciplinados. Entrar en discusión con ellos siempre trae consigo una idea interesante por lo menos. Mis otros maestros han sido mis amigos… Tengo de todo tipo, y me han ayudado establecer la gran diferencia entre las trivialidades y lo extraordinario de la vida, lo cotidiano y lo profundo, el vicio y la disciplina, lo necesario y lo innecesario. Siempre hubo memorables discusiones también con ellos, y seguirá habiendo. Otro maestro: la vida. Lo reconocí hace unos años. Ha sido generoso conmigo… he vivido una enorme cantidad de experiencias que me siguen formando, muchas de las cuales iré comentándoles. Libros, intereses, poesía, etc. Soy una mezcla de escuelas que se homogenizan formando mi personalidad, estable pero dinámica.

Con el tiempo conocerán más de mí, incluso los que ya me conocen. Como ya me han dicho muchos amigos: en términos de lo que es normal, soy una cosa rara. ¡Y que bien se siente ser raro entonces!, ¿Ustedes no se sienten así también?

Esto es un poco de mí. Yo soy quien les escribirá sobre temas de interés para todos, y espero que el intercambio de ideas sea en ambos sentidos. Bienvenidos.

Raúl Guzmán

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...