Que es la oxidación celularEscrito por Raúl Alejandro Guzmán

Si es la primera vez que llegas a este blog, te recomiendo leer la primera parte de este artículo, en donde expliqué qué es la oxidación celular y cómo se forman los radicales libres. En ésta entrega, explicaré qué sucede con los carbohidratos, proteínas, grasas y ADN cuando se oxidan.

Revisemos un poco sobre los efectos de la oxidación y los radicales libres dentro de nuestro cuerpo: Carbohidratos oxidados, ya no sirven como fuente de energía. Proteínas oxidadas, ya no pueden ejercer sus funciones (transporte, mantenimiento, reacciones, etc). Grasas oxidadas, se les conoce como rancias, y ya no liberan la energía que originalmente liberarían cuando se usan (9 Kilocalorías), ni son capaces de realizar funciones alternativas para el caso de las grasas de usos especiales, como las omega. Para imaginarnos mejor el efecto de todo esto, tomemos un ejemplo de cada uno.

Efectos de la oxidación celular

  • Carbohidratos: La glucosa oxidada ya no sirve como fuente de energía, estorba, y tiene una mayor probabilidad de combinarse con otras sustancias, como la hemoglobina y convertirla en hemoglobina glucosilada, la cual es un indicador sobre lo bien o mal que estamos manejando los niveles de energía (hay exámenes clínicos para contar la densidad de esta hemoglobina en nuestra sangre). La hemoglobina glucosilada también tiene probabilidad de formarse cuando existen altos niveles de azúcar en la sangre. Al final de cuentas… es un indicador sobre lo bien que estamos usando la insulina, una explicación a nuestros niveles de energía, la salud del páncreas, etc.
  • Proteínas: El órgano más grande es la piel, y está formada por una combinación de proteínas. La oxidación distorsiona la forma en que deben de combinarse las proteínas. Pongamos como ejemplo a la elastina, que es la proteína que le da elasticidad a nuestra piel. La oxidación da como resultado elastinas que ya no son elastinas, y empezamos a perder elasticidad con el tiempo. Otro ejemplo son las manchas en la piel, que también son proteínas mal combinadas, con funciones inservibles. Cabe mencionar que la piel también se oxida debido a la exposición al sol, la cual promueve la formación de radicales libres.
  • Grasas: De lo peor que hay en grasas oxidadas, es que son las que tienen una mayor capacidad de quedarse pegadas en las paredes del sistema circulatorio, formando con el tiempo costras duras de grasa oxidada. Las costras reducen el área transversal por la cual circula tu sangre, y por física simple, a menor área transversal, aumenta la presión de la sangre. Y si la obstrucción es muy grande en alguna zona, puede causar una embolia. Como dato adicional, la oxidación también afecta a las paredes venosas (formadas por proteínas), volviéndolas duras.
  • ADN: La oxidación también puede llegar al núcleo de las células, originando una mutación en el ADN, originando que en su siguiente división, la célula ya no pueda realizar funciones útiles (excepto reproducirse). Como muchos habrán supuesto, este es el origen del cáncer y los tumores. Simplemente son células inútiles reproduciéndose y estorbando funciones biológicas. Suena muy peligroso, pero no lo es. La realidad es que todos tenemos células cancerosas a lo largo del cuerpo, pero no hay de qué preocuparse (a menos que ya sean tantas que ya exista un tumor), ya que el ADN mutado se puede recuperar dentro de la misma célula en la próxima división.

Dentro de las células, existe otro tipo de código llamado ARN, el cual tiene toda la información sobre las conversiones químicas que se realizan en los laboratorios de cada célula, las mitocondrias. En las mitocondrias sucede la ruptura de la glucosa para liberar su energía y poder vivir, pero también se realizan un sinfín de conversiones químicas, las cuales tienen un procedimiento que está escrito en el ARN. Desafortunadamente, el ARN también se ve afectado por la oxidación, y éste es imposible de regenerar en la próxima división celular, y aquí, señores, nos encontramos ante uno de los grandes factores del envejecimiento: las células van perdiendo funcionalidad entre más expuestas a la oxidación estén. Y aquí está la razón del por qué salen manchas en la piel con la edad, en el caso del ejemplo que anteriormente mencioné: las células (incluidas las que se encuentran en la piel) van perdiendo la capacidad de realizar bien sus funciones, y empiezan a realizar conversiones erróneas.

Ahora ya sabemos un poco sobre la oxidación celular, los radicales libres y sus efectos dentro de nuestro cuerpo. Suena a pura fatalidad, pero recuerden que la oxidación y los radicales libres también son la herramienta del cuerpo para convertir materia prima en sustancias útiles para la vida. Es  interesante comprender este contraste. Para cerrar este artículo, les adelanto que el cuerpo también tiene sus mecanismos de defensa antioxidantes, y veremos en el próximo artículo cómo funcionan, cómo les podemos ayudar, y cómo podemos ayudar con antioxidantes diferentes a los que usa el cuerpo de forma natural. La capacidad de manejar el nivel de oxidación en nuestro cuerpo, es una de las claves para el antienvejecimiento, ya que modificamos la velocidad a la cual se van deteriorando nuestras funciones celulares y la exposición a sustancias oxidadas, evitando una gran cantidad de problemas.

¿Te sirve la información? Te invito a que compartas en los comentarios si ya conocías acerca del proceso de oxidación celular y si ahora tiene importancia para tí saber más sobre el tema. Raúl Alejandro Guzmán

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...