Escrito por Arely Lastra.

Hace algunos  meses, cuando inicié el proyecto de este blog, hice un recorrido por muchos sitios: personas que ya tienen tiempo en internet y son conocidos por mucha gente, muchos emprendedores que tenían poco de haber iniciado sus blogs y demostraban mucho entusiasmo en sus escritos, mucha gente joven con gran entusiasmo, de todos aprendí, eso me animó a iniciar mi propio proyecto, me quedó claro que todos tenemos algo valioso que compartir.

Hubo algunos blogs que me permitieron ver un poco mas de la persona que lo escribe, entre estos había el de un joven que me gustó por su sencillez al tratar los temas, hablaba mucho de su experiencia personal y daba información valiosa acerca de cómo iniciar en los Negocios Multinivel. No apunté su nombre, así que no volví a ver su blog hasta ayer, no ha escrito en 4 meses, no sé la causa, y me pareció lamentable que no siguiera escribiendo.

He conocido muchas personas que inician con gran entusiasmo un proyecto nuevo, personas que tienen una gran capacidad, muchos deseos de progresar, una gran necesidad de mejorar económicamente, y que después de seis, ocho meses han abandonado su proyecto.

Vivimos una época en la que las cosas suceden muy rápido, observa el tráfico en tu ciudad, parece que todos tienen mucha prisa, todos quieren llegar antes. Por eso las propuestas en internet que te dicen que comprando tal o cual curso, en tres meses vas a estar ganando 5000 dolares mensuales, que en un año tendrás para comprarte una villa vacacional o que si te inscribes en el multinivel que va empezando en un año alcanzarás la independencia financiera atraen mucho, lo cierto es que todo lo que realmente vale en esta vida requiere un proceso, y eso lleva tiempo.

Nada realmente valioso llega en tres meses, observa a la naturaleza, se requiere tiempo para crecer, para asimilar nuestro proceso de desarrollo, para madurar y descubrir qué caminos nos llevan a nuestro destino y cuales nos alejan de él. Los logros importantes de la vida toman tiempo, estudiar una carrera universitaria, desarrollarse como profesionista, consolidar un matrimonio, educar y formar a un hijo, desarrollarse como persona. En ocasiones, escuchar historias de éxitos instantáneos nos pueden emocionar, pero generalmente cuando eso sucede, la persona en cuestión ya tenía un camino recorrido y experiencia en ese campo.

Muchas personas que buscan ingresos adicionales caen en la trampa de las propuestas  que ofrecen gratificación instantánea, y al pasar cuatro, seis meses y no ver los resultados que creían iban a obtener, abandonan.

La Naturaleza no va a  Brincos, decía un maestro, es importante saber que para que los resultados lleguen es necesario estar comprometidos con nuestro proyecto y tener un plan de acción diario que nos lleve a lograrlo.  Fijarse objetivos financieros puede ser decepcionante si no los alcanzamos, sin embargo, si nos fijamos objetivos de trabajo diario, vamos a ir adquiriendo experiencia, desarrollando habilidades, y es inevitable que al sembrar, empecemos a cosechar.

Qué se necesita para lograr el éxito

Se requieren muchas habilidades para tener éxito en los negocios: Habilidades de planeación, de comunicación, de relación, disposición para el desarrollo de nuevas habilidades, pero todas estas no sirven de mucho si no se tiene la Persistencia  necesaria. La Persistencia es una actitud que ayuda a superar la falta de alguna habilidad.

La Persistencia ayuda a cualquier persona a lograr el éxito a pesar de cualquier circunstancia u obstáculo que se encuentre en el camino. Si ya estás en un negocio o un proyecto, sigue, no abandones, es mejor que empieces trazándote metas pequeñas al principio y persiste hasta lograrlas, de esta manera te estás preparando para retos más fuertes. Persiste, no abandones, lo más difícil es empezar, tú ya estás en el camino.

Te deseo éxitos y la fuerza necesaria para persistir hasta lograr tu objetivo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...