Minerales para la saludEscrito por Raúl Guzmán Lastra

Los minerales son necesarios para lograr una salud óptima. Son otra parte indispensable que debemos consumir en nuestra dieta. Al igual que las vitaminas requerimos los minerales para realizar un sinnúmero de funciones biológicas, y  definitivamente no hay otra forma de conseguirlos más que a través de la dieta. Los minerales se utilizan y transforman todos los días, y de igual manera se desechan diariamente. Evidentemente es imposible crear minerales a partir de sustancias que no los contienen, por eso hay que consumirlos adecuadamente todos los días.

Importancia de los Minerales

Tienen la misma importancia que las vitaminas, y la falta de uno o más minerales por largo tiempo también degenera en una complicación crónica. Hay minerales que se usan más que otros, y hay otros que deben consumirse en cantidades infinitamente pequeñas pero son igual de importantes. Y por supuesto, al igual que cualquier otro nutriente, algunos de ellos se usan en grandes cantidades para eventos especiales, como el ejercicio, concentración, estrés, manejo de enfermedades, etc.

Al igual que con algunas vitaminas, hay que tener cuidado de no excederse con ciertos minerales como el sodio, el calcio, etc., y de la misma manera existen diversas formas químicas para un mismo mineral. Algunas de ellas biológicamente más activas que otras.

Como se absorben los minerales

Algo a considerar y que solo sucede con los minerales es que el cuerpo utiliza estos elementos de forma aislada para un gran número de funciones. Es decir, disocia los átomos del mineral correspondiente para usar solo esa parte en alguna función particular. Así pues, si consumimos 400 microgramos de polinicotinato de cromo (una buena manera de consumir el cromo), la realidad es que el peso verdadero de cromo que andamos consumiendo para esta forma química es solo del 12% de los 400 ugr, y el resto es simplemente otra sustancia orgánica más. Y así sucede con todos los minerales, nunca vienen aislados, ya que serían tóxicos.

En cambio las vitaminas, grasas, proteínas y carbohidratos, si consumes 100 gramos de una, son 100 gramos netos. Otra historia es el porcentaje de absorción por parte de tu cuerpo. Esto es un dato importante a tomar en cuenta a la hora de comparar un producto con otro. A veces pareciera que uno tiene más gramos de un mineral que otro, pero puede ser que el que tiene menos cantidad, tiene mas biodisponibilidad (la parte del nutriente que el cuerpo digiere, absorbe y utiliza en sus funciones fisiológicas), absorbemos mas del mineral que nos interesa, a pesar de que la cantidad total sea mayor en el otro producto. Y esto obviamente se refleja en el precio.

Las fuentes naturales de los Minerales

Las mejores fuentes naturales de minerales son los cereales de grano entero (no los industrializados). De ahí en fuera, las carnes, vegetales y frutas ya contienen muy poco minerales ya que los fertilizantes industriales contienen muy poco de ellos. Por esta razón, los minerales deben ser un complemento alimenticio indispensable hoy en día.

Por regla general, los minerales no deben tomarse solos. Entre mayor sea el paquete de minerales que consumes en una sola vez (digamos un solo producto), mejor funcionan, y menores posibilidades hay de descompensación nutricional por exceso de un mineral. Un ejemplo simple es el calcio: muchos doctores recomiendan tomar grandes dosis de calcio (y leche) cuando las mujeres tienen osteoporosis. La realidad es que el calcio necesita como mínimo al magnesio y la vitamina D (y de preferencia zinc) para que se adhiera al hueso. Sin esto, de todo el calcio que se toma, una muy pequeña parte se va a los huesos, una gran parte se va convirtiendo en cálculos y otra parte se adhiere a todo el tejido blando (todos tus órganos), intoxicando el cuerpo. Este es un claro ejemplo de los malabares que tiene que hacer el cuerpo por culpa de una mala decisión nutricional.

¿Es de utilidad esta información para tí? Si te gustó por favor compartela

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...