Como-lograr-tus-metasEscrito por Arely Lastra

¿Te has preguntado alguna vez porqué sólo un porcentaje pequeño de personas avanzan de manera consistente hasta lograr sus metas mientras el resto abandona o se desvía en la búsqueda de opciones “más fáciles” que los llevan a iniciar cantidad de proyectos que nunca concluyen?

¿Te ha sucedido?  ¿Has iniciado proyectos con mucha emoción que abandonas a los pocos días? ¿Te resulta  difícil avanzar y continuar enfocado hasta lograr el éxito en tus objetivos?  ¿Confías en ti y en tus habilidades cuando inicias un nuevo proyecto?

La respuesta puede estar en tu cerebro, si aprendes cómo está formado, cómo funciona y cómo puedes aprovechar todo su potencial para  enfocar tu energía, podrás avanzar siempre que quieras hasta lograr tus metas.

¿Como funciona nuestro cerebro?

El cerebro humano está formado por tres zonas diferentes. Cada una de ellas opera y nos mueve de manera distinta manera.

Cerebro reptiliano

Esta parte de nuestro cerebro está ubicado en la base del cráneo. Se llama cerebro reptiliano debido a que prácticamente no ha cambiado en 200 millones de años de evolución. Sus dos principales funciones son reproducción y supervivencia (defensa, autoprotección), en las mujeres, también se encarga de la supervivencia de los hijos.

Este cerebro controla nuestras funciones no conscientes, se encarga de mantener constantes de equilibrio en el cuerpo (sodio, glucosa, oxigeno, aminoácidos). Es de rutinas y no le gusta lo nuevo, es neofóbico.    Cuando el cerebro reptiliano actúa, no importan lógica, razón o sentimiento. Aquí yace gran parte del inconsciente.

Esta parte de nuestro cerebro prevalece sobre las otras dos, ya que el instinto de supervivencia (reproducción y autoprotección), es mucho más fuerte e importante que “sentirse bien” o “pensar racionalmente”.

 Cerebro Límbico

Debajo de la corteza cerebral se encuentra el cerebro límbico.  Este es  el cerebro de las emociones y los sentidos. Aquí residen el amor, el odio, la felicidad y la tristeza.

Esta parte de nuestro cerebro funciona como baterías energéticas que nos impulsan a obtener lo que necesitamos.

En el cerebro límbico se encuentra ubicada la amígdala cerebral que se encarga de etiquetar los eventos que nos suceden. El miedo, el rechazo, la aceptación crean una historia en esta parte de nuestro cerebro.

Acá también se generan los chispazos de intuición en las mujeres.

 Neocórtex                                                                                                                           

Cuando nos referimos al cerebro, casi todos pensamos en la Corteza cerebral o Neocórtex. Esta es la parte superior del cerebro, y ocupa un gran volúmen en nuestra cavidad craneal, se divide en los hemisferios, derecho e izquierdo. En esta parte del cerebro residen la lógica y el razonamiento, el pensamiento abstracto y la imaginación, es el que da al hombre la creatividad y la posibilidad de proyectarse al futuro (Visión). La Corteza Cerebral o Neocórtex es lo que distingue al hombre del resto de los seres vivos.

En el siguiente video, el Dr. Roberto Rosler, Neurocirujano, Docente de Neuroanatomía, Neurofisiología e Historia de la Medicina de la Escuela de Medicina del Hospital Italiano, Docente en Fisiología, Neurología y Filosofía e Historia de la Medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad Interamericana de Buenos Aires  Argentina, habla acerca de las tres zonas de nuestro cerebro.

En este video, el Doctor Rosler hace énfasis en lo siguiente:

  • El sistema reptiliano es totalmente inconsciente y le tiene miedo a lo nuevo.
  • El sistema límbico regula nuestras emociones, y gobierna nuestro comportamiento.
  • El neocórtex,  la corteza pensante, compone el 90% del Sistema Nervioso Central  y está supeditado a los cerebros límbico y reptiliano. Sólo cuando están satisfechas nuestras necesidades básicas, podemos desplegar nuestras capacidades creativas.
  • En el sistema límbico se encuentra la Amígdala que gobierna la memoria emocional inconsciente. Cada vez que iniciamos un nuevo proyecto, la amígdala reacciona según como le fue la última vez , si fue bien, la etiqueta como positiva, y todo va bien.. Si, por el contrario,  el evento fue adverso, la etiqueta es negativa y se descarga la respuesta de estrés que promueve un mal desempeño. Esta respuesta inconsciente generalmente no puede ser gobernada por el neocórtex.
  • Adicionalmente, el sistema límbico también tiene un sistema de búsqueda y recompensa que produce placer y que activa la liberación de dopamina. La dopamina es la hormona del placer y la motivación (si quieres motivar a alguien, necesitas liberar su dopamina, es decir, necesita sentir placer). Nadie se mueve si no hay un aumento de dopamina.

En la segunda parte de este artículo, te voy a compartir cómo lograr tus metas, cuál es el arma secreta para lograrlas y porqué muchas personas inician proyectos que nunca terminan.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...